EntrevistasNoticiasSin categoría

Presentamos el libro «No es Amor – Aportes al debate sobre la economía del cuidado».

  El martes 11 se llevó a cabo la presentación del libro «No es Amor – Aportes al debate sobre la economía del cuidado». La actividad contó con la participación de su compiladora, Carolina Brandariz (Secretaria de géneros de UTE-CTERA) y de Tania Rodriguez (politóloga y docente) y Berenice Timpanaro (abogada y docente) que escribieron capítulos para el libro. También estuvieron Graciela Morgade (decana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA) y Belén Sotelo (Secretaria Adjunta de la CTA-CABA). Belén Sotelo presentó el panel señalando la importancia de pensar la economía del cuidado desde el feminismo por parte de quienes defendemos los derechos ciudadanos: «Tendríamos que pensar que el derecho al cuidado tiene que ser parte del contrato ciudadano. Hay que desprivatizar el cuidado y avanzar a un sistema donde los cuidados no sean responsabilidad solamente de las mujeres. Este libro nos incita y da herramientas para pensarlo». Carolina Brandariz destacó la provocación que buscaba el título de su libro porque «no es que no sean amor las tareas de cuidado pero este libro y esta consigna de las calles y de las mujeres quieren señalar la actitud de la sociedad patriarcal de ponerle un aro amoroso a las tareas de las mujeres y una sensibilización del valor de las mismas». También remarcó el reclamo que sobre este tema se le hace al estado y al mercado. En su intervención, Berenice Timparano, remarcó: «Nos cuesta pensar cuándo empieza y cuándo termina la jornada laboral. ¡¿Cuándo terminamos de hacer cosas?». Ante esta pregunta, manifestó la necesidad de «avanzar en una agenda que ponga en cuestión de feminización y desfamiliarización de las tareas de cuidado». Tania Rodríguez señaló cómo el patriarcado del salario estructuró la dependencia de las mujeres y cómo las mujeres están repensando la política de cuidado y del poder desde otro lugar. «Ayer salió una sentencia y ahora un tipo le tiene que pagar 8 millones de compensación económica a su ex pareja con argumentos que venimos discutiendo en todos los ámbitos. Hay temáticas que nos muestran y recuerdan que no esta bueno el pacto que nos confinó a los hogares», planteó. Finalmente, Graciela Morgade se refirió a cómo la categoría de cuidado ilumina también sobre la vida de las mujeres y su desarrollo en el trabajo y la política, pero también remarcó que: «Hablamos también de derechos infantiles al cuidado y derechos de la ancianidad al cuidado. El cuidado a tías y abuelos también recae en las mujeres. Es la dimensión política de los derechos infantiles y ancianidad y esto es parte del aporte del feminismo a los debates en las políticas públicas».