ActualidadSOMOS FEDUBA

Comunicación Sindical en la VII Semana de la Comunicación

El cierre de esta serie de debates sobre el campo de la comunicación organizada por La 15 y Protagonistas contó con la presencia de nuestro Secretario de Comunicación, Christian Dodaro; Miriam Lewin ,Defensora del Público, y Quique Rositto, Secretario de Prensa AGTSyP y de CTA Ciudad.

Al iniciar la charla, lxs moderadores, Joaquín Trebliner y Julieta Saavedra Ríos expresaron su solidaridad con Angélica Graciano y lxs compañerxs de la UTE, quienes fueron denunciadxs penalmente por el Gobierno de CABA, y dieron inicio al encuentro.

Quique Rositto definió a la comunicación sindical como un desafío e innovación, en tanto conviven dos instancias: una, destinada a informar sobre la gestión a lxs propixs compañerxs y otra, un canal abocado a incidir en otrxs comunicadorxs que requiere de un lenguaje comprensible para el público en general. “Hay una estigmatización hacia la labor sindical, que en algunos casos suele darse por mala fe de los sectores que dominan los medios de comunicación hegemónicos y defienden sus intereses; y en otros casos es por desconocimiento” advirtió. De este modo, la tarea de lxs responsables de prensa tiene que ver con dialogar con lxs comunicadorxs para difundir los intereses de nuestros sindicatos y escuchar sus consultas. Por otro lado, la estigmatización hacia lxs sindicalistxs también tiene que ver con lo que es noticia para los medios, que en el caso del subte implica un paro o demoras en el servicio. Por eso, el desafío es convertir en noticiable las actividades del sindicato y sus trabajadorxs. “Cuando un periodista nos llamó metrodelevagos, surgió una respuesta de parte de nuestros compañeros y compañeras, que se tradujo en un video donde cada uno de ellos explicaba que el metrodelevago es quien limpia los andenes a las 5 de la mañana.” sintetizó.

Christian Dodaro se refirió al seminario de Comunicación Sindical, que se desarrolló durante el segundo cuatrimestre en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, como una instancia para reflexionar sobre nuestras experiencias  en el marco de la Carrera de Comunicación. Nos encontramos ante la dualidad de pensarnos como especialistas en comunicación que asesoramos a lxs trabajadorxs o como sujetxs trabajadorxs que cuentan con nociones particulares, pero se encuentran en articulación con el movimiento obrero. Esta disyuntiva nos habilitó la posibilidad de curricularizar la extensión, para integrar la práctica con la investigación.”Para qué investigar, si no es para transformar esa realidad que estamos investigando, y que esa producción se transforme en herramientas más eficaces para que lxs trabajadorxs , no solo seamos visibles en el momento en que tengamos un conflicto” indicó. En concordancia con Quique, se preguntó por las razones que borran nuestra dimensión de trabajadorxs de la escena pública, cómo podemos lograr poner en valor nuestra capacidad creativa en el mundo que habitamos y por qué vale más la palabra de unx especialista que la de quien realiza el trabajo cotidianamente. Explicó que el seminario de comunicación sindical, que lleva el nombre de la película de Ettore Scola “Feos, sucios y malos”, se construyó desde esta mirada que entiende que “somos lxs trabajadorxs quienes hemos logrado adaptar los procesos productivos a la pandemia sin necesidad de que lxs gerentxs nos digan como hacerlo”. Por ello, es necesario pensar a la comunicación como un vínculo y generar formas en donde los saberes cotidianos se interrelacionen con el conocimiento de la Universidad.

Miriam Lewin resaltó el hecho de poder abordar en esta charla cuestiones que no suelen ser las típicas del área de comunicación para poner el foco en aquello que contribuye a criminalizar a determinados sectores. “Desde la  Defensoría del Público vemos con preocupación la estigmatización de las protestas gremiales y sociales, basada en una  perspectiva que afirma que se está perjudicando a los más débiles, como el caso de la lucha de los y las docentes” mencionó. Desde los medios se culpabiliza a lxs trabajadorxs de la educación por la decadencia del sistema educativo público, obviando la desfinanciación por parte del Estado. De este modo se van construyendo estereotipos, tanto en los noticieros como en contenidos de ficción, donde se muestran a lxs sindicalistas como vagxs y corruptxs, mientras que las redes sociales amplifican la reproducción de estos significados en las audiencias. Hay una multiplicidad de gremios afectados por esta estigmatización mediante un discurso que también busca desprestigiar al Estado a través de sus trabajadorxs, y que incluye cuestionamientos de los salarios y ofensas. Lewin también advirtió sobre el pacto de silencio entre las patronales para silenciar los reclamos sindicales en los medios de comunicación, cuando lxs protagonistas de esa lucha son lxs periodistas. “Desde la Defensoría proponemos la participación de todos los sindicatos estigmatizados para discutir la manera en que se pueden presentar recomendaciones para una cobertura rigurosa de las luchas gremiales. El eje en una noticia no debería ser nunca el perjuicio al usuario, porque cuando se llega a una medida de fuerza, ya hay un derecho vulnerado” expuso. Los discursos de odio dirigidos a manifestantes que reclaman con las herramientas que les corresponden facilitan las situaciones en donde el acoso digital se transforma en violencia física. Con el ataque se plantea la exclusión definitiva del otro del debate público y para fortalecer la democracia se necesitan la presencia de distintas voces y reconocer que lxs trabajadorxs están defendiendo sus derechos.